Página Principal
Quienes somos
Noticias/Calendario
Estructura EMM CR
Servidores Nacionales
Nuestra Diócesis
Testimonios
Nuestros Sacerdotes
Enlaces
Contáctenos

escríbanos
escríbanos

 

Apartado Nacional de Pos-Encuentro

GUION PARA COMUNIDAD

LAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION

Para vivir la primera quincena de enero del 2011

Objetivo: Determinar la influencia que pueda tener el uso de las nuevas tecnologías en nuestra vida conyugal para aplicarla al fortalecimiento y beneficio de nuestra relación de esposos.

Video:     
Video  " Familia y tecnología" nos introduce en el tema que vamos a vivir.

 

 

Estamos en la era de la información, tiempo marcado por la abundancia, el fácil acceso y la velocidad. Sin embargo, en esta época, gran número de personas viven desinformadas, con conocimientos fragmentados y dispersos.

La presencia de nuevas tecnologías en nuestras vidas para muchos pasa como un hecho imperceptible, como lo es una simple transacción bancaria a través de un cajero automático, la posibilidad de comunicarnos casi instantáneamente por medio de las redes sociales, accesar por Internet sitios que quizás jamás hubiéramos imaginado.

Podemos divertimos  y entretenemos por medio de juegos interactivos, plataformas de videos, en los que, en tiempo real, interactuamos con personas que están en otros países. También los medios nos ayudan a conocer más datos sobre lo que sucede en el resto del mundo, además de permitirnos buscarle un significado a los hechos acontecidos. Es significativo destacar que su ámbito de influencia puede llegar a abarcar nuestro espacio de tiempo libre y de ocio, estructurándolo y determinándolo.

Si bien al acceso a la información nos han facilitado el trabajo, debemos determinar el grado y forma de su influencia en nuestra relación sacramental y de familia, para así evitar las conductas negativas u obsesivas que puedan afectarnos.

No obstante, esta sociedad también ha traído consigo cambios familiares: la incorporación de la mujer al trabajo, la tendencia a reducir el número de hijos, el aumento de las separaciones y del número de hijos que viven solos o con uno de sus padres, la disminución significativa del tiempo real que los adultos pasan con los hijos y una mayor exposición de los niños a los medios de comunicación.

Mantener la unidad del matrimonio necesita de diálogo continuo, donde ambas partes se escuchen, donde la familia vea y crea a través de la reflexión, que los medios de comunicación ofrecen productos que pueden cubrir sus necesidades reales, por lo que se debe estar vigilante.

Estamos llamados a innovar en el mensaje y en la forma de comunicar los valores de vida con estos medios tecnológicos, por medio de la elaboración de estrategias más adecuadas desde el punto de vista de los problemas que queremos resolver.